¿A quién no se le ponen los dientes largos con las típicas películas románticas en la que los protagonistas se dejan el sueldo en el restaurante más caro de París? Está claro que si no es apoquinando mucho dinero no vamos a poder hacer lo mismo que ellos, pero no hace falta gastarse un dineral para pasar un día romántico en París, de hecho, se puede hacer por un precio muy Low Cost. (Si no estás enamorado también puedes visitar nuestra Guía Low Cost para comer barato en París y darte un homenaje).

¿Cómo pasar un día romántico Low Cost en París?

Nada mejor que comenzar con un madrugón, eso sí, un madrugón romántico. Porque todas o casi todas las cosas que hagas en París van a ser románticas. El primer plan del día será subir a la Torre Eiffel, por lo que es conveniente levantarse temprano para no tener que esperar las desagradables colas. Por el camino, un croissant en cualquiera de las panaderías que encontremos será un desayuno perfecto por un precio muy asequible.

Ya en la torre, las vistas de todo París son espectaculares, y el único riesgo que corres es el de querer quedarte ahí para todo el día, pero aún hay muchas cosas que puedes hacer. Después de la Torre Eiffel, nada mejor que proseguir hasta el Bois de Boulogne, un parque ideal para hacer un picnic mañanero, o lo que en Bilbao llamamos hamaiketako. Este precioso jardín era uno de los principales lugares de ocio de los parisinos del siglo XIX y todavía hoy puedes disfrutar de actividades como paseos en barca al más puro estilo del retiro de Madrid.

Tras un buen rato paseando por el parque, nuestro próximo destino es uno de los lugares más típicos de París, la colina de Montmartre.

El barrio de los artistas, dónde el ambiente cambia radicalmente y desde dónde se ve todo París. No merece la pena desperdiciar el tiempo comiendo en un restaurante, por lo que la mejor opción puede ser tomar algo en un lugar de comida para llevar y comer desde el Sacre Coeur mientras nos deleitamos con los artistas callejeros que cantan, bailan, pintan y colorean delante de nuestros ojos.

El paseo por Montmartre es OBLIGATORIO en tu visita romántica a París. Muy cerca del Sacre Coeur está uno de los iconos del París para los enamorados, el Muro de los ‘Te quiero’, dónde puedes ver esa palabra escrita en más de 300 idiomas (incluido el Euskera, Catalán y Gallego).

Aunque no solo hay pasteladas en Montmartre, también hay oportunidad para que los más apasionados se desfoguen. En el Boulevard de Clichy hay una colección enorme de sex shops y locales dedicados a las relaciones de pareja, así como hoteles temáticos por horas para aprovechar como nunca un arrebato pasional. En esta misma calle está el célebre Moulin Rouge y la no menos celebre Rue Lepic, dónde se rodó parte de la película de Amelie.

Foto: Lea SC (Flickr)

 Truco para cenar por menos de 10 euros en el plenos Campos Elyseos

Antes de que llegue la hora de cenar, toca volver a la parte más céntrica de París, concretamente a la plaza de la Concordia, dónde podemos disfrutar de los últimos rayos de sol dando un paseo por las Tullerías. Cuando el sol caiga será la hora de buscar un restaurante para cenar, esta vez en la zona más exclusiva de París, los Campos Elíseos.

Y no, no nos hemos vuelto locos. Nosotros conseguimos cenar a un precio asequible en una de las zonas más lujosas del planeta. A media altura de los Campos Elíseos, cuando se asoma de fondo el Arco del Triunfo, podemos ver un logo que se hace muy conocido…vale, sí, es el McDonalds, pero no te hemos engañado, es un restaurante y se encuentra en los Campos Elíseos. Et voilà… aquí termina un día romántico por la capital Francesa, un lugar donde dejarse llevar por los cinco sentidos.

NOTA MENTAL: No llevar a nadie al McDonalds si acabas de comenzar tu relación, se puede llevar una mala impresión