Después de la polémica que ha envuelto al aeropuerto de Bilbao en los últimos meses debido a los problemas con el viento, un nuevo vídeo demuestra que existen situaciones mucho peores que las del aeródromo vasco.

Como el de Birmingham, en el que los pilotos tienen que hacer auténticos malabares para mantener los aviones en pista.