Lo que planeamos como unas vacaciones de ensueño, muchas veces comienzan con un susto inicial, en el aeropuerto de destino. Es el caso de estas 6 pistas europeas que dejan sin aliento a los pasajeros que aterrizan en ellas.

6. Aeropuerto de Svalbard, Noruega

21-130325155301235

En las islas de Svalbard se encuentra este peculiar aeropuerto que destaca por el clima extremo que tienen que soportar sus pistas cada año. Su corta pista, cubierta de nieve durante casi todo el año hace que los pilotos se tengan que emplear a fondo cada vez que toman tierra en las islas noruegas.

5. Aeropuerto de Birmingham

Aeropuerto-de-Birmingham-aterrizajes-viento

Situado en el Reino Unido, pero en esta ocasión en Inglaterra, el Aeropuerto de Birmingham es mundialmente conocido por lo complicado de sus aterrizajes. El viento de cola azota duramente al avión que entra tambaleándose a la pista en los días en los que azuza un fuerte viento. Muchos de los que viajan a la ciudad inglesa prefieren hacerlo en el metro para ahorrarse el aterrizaje.

4. Aeropuerto de Gibraltar, Reino Unido

churchill1

El Aeropuerto de Gibraltar es el único en el mundo en el que su pista de aterrizaje cruza una carretera por donde circulan diferentes vehículos. La sorpresa invade a los viajeros que lo ven por primera vez al comprobar que las barreras de la calle se bajan y el avión circula en pleno aterrizaje cual tren. Un fallo y el avión podría caer al mar o chocar contra los coches y peatones.

3 – Aeropuerto de Madeira, Portugal

miip-2

España tiene las Islas Canarias y Portugal, Madeira. Para llegar al paraíso de los senderistas hay que aterrizar en uno de los aeropuertos más peligrosos de Europa: Este aeropuerto recibió el galardón “Outstanding Structures Award” , premio a las estructuras extraordinarias debido a su diseño.

2. Aeropuerto de Barra, Escocia

-barra-airport

El aeropuerto de Barra, en Escocia, presume del dudoso honor de ser uno de los más complicados para aterrizar de Europa. Su mayor peculiaridad es su emplazamiento, y es que sus 3 pistas de aterrizaje están cubiertas por arena, lo que hace muy complicado tomar tierra en este peculiar lugar.

1. Aeropuerto de Courchevel, Francia

courchevel-international-airport

Situado en los Alpes franceses, es uno de los aeropuertos más peligrosos de Europa debido a las características de su pista: 525 metros de largo y 40 de ancho, ondulada y con declive, ubicada a más de 2000 metros de altura en medio de una montaña. Sólo hay una oportunidad de aterrizar, así que los pilotos se la juegan a todo o nada.

Las 6 mejores ciudades del verano de 2014