El Hostal Ferrer fue el lugar donde nos alojamos durante nuestras vacaciones en Ibiza. Un hostal maravilloso para la juventud que vamos a valorar a continuación:

Calidad / Precio (1,5/2)

Cuando uno busca viajes a Ibiza, al verdad es que no se suele fijar mucho en la calidad del hotel, pero la verdad es que sorprende muchísimo. Estuvimos un total de 7 noches en el hostal y nos salió tiradísimo de precio, además el trato del personal fue espectacular. Un hotel para repetir cuando volvamos a la isla blanca.

Ubicación (1,5/2) 

El Hostal está en San Antonio de Portmany, que es la segunda ciudad más importante de Ibiza después de la propia capital. El hotel estaba en pleno centro de San Antonio, así que nos venía de lujo para ir a la playita y a las calas cercanas todos los días. La única pega es que los alrededores del hotel estaban llenos de lo que llamamos G.A.A (Gente Altamente Alcoholizada). Aun así no era un mal ambiente.

 Trato (2/2)

El trato en el hostal fue estupendo. Por el día había una chica en la recepción que era muy amable y simpatiquísima y te ayudaba con todo lo que necesitases. Por las noches había un señor inglés, que aunque también trataba de ser majo a veces se confundía con el idioma, muy gracioso el señor. ¡Hasta el personal que limpiaba las habitaciones era simpático! El buenrollismo del hotel era una pasada.

 Habitación (0.6/1)

Una habitación correcta. La verdad es que no buscábamos mucho tampoco, un colchón en el que dormir y poco más. Era bastante grande y la ventana nos daba a un patio interior bastante feo pero que nos libraba del ruido de todos los fiesteros que andaban de juerga por la calle del hotel. Había habitaciones que tenían balconcillos azules hacia fuera con vistas al mar, tenía pinta de ser preciosa la panorámica.

14268583

 Limpieza (0,5/1)

Digamos que la habitación estaba limpia. No era un hotel pomposo, ni mucho menos, pero tampoco era la típica pensión cutre de carretera con más fauna en el baño que en muchos parques nacionales. Los empleados limpiaban las habitaciones pares un día y las impares al siguiente.

 Transporte (1/1)

Partiendo de la base de que el transporte público en Ibiza es bastante malo, por no decir casi inexistente, el hotel estaba justo al lado de la estación de autobuses de San Antonio, ¿Qué mas se puede pedir?

 Información turística (0,5/0,5)

 Además de los planos, los trípticos de información etc, la recepcionista, que era un sol, nos ayudó muchísimo y nos recomendó muchas calas de la isla que no estaban muy expuestas al turismo. También nos recomendó lugares de alquiler de vehículos que estaban más baratos, una atención totalmente personalizada y que nos ayudó mucho.

 Servicios del hotel (0,3/0,5)

El hotel no era un hotel de superlujo, ni mucho menos. No había WIFI, pero si que contaban con algunos ordenadores (de la época de la guerra civil) para conectarte a internet. Y en el hotel que había justo enfrente habían habilitado una piscina en la azotea para poder refrescarte. (Nota: La piscina estaba completamente llena de guiris a partir del mediodía, casi no podías ni entrar).

RESUMEN:

Un hotel bastante bueno, sobre todo para jóvenes y parejas que buscan disfrutar de Ibiza. Céntrico y muy cerca de las calas y las playas y SUPER BARATO. Todo un descubrimiento y un lugar al que volveremos Sí o Sí.

 NOTA FINAL: 7,9 NOTABLE