El viento ha puesto en el foco de los medios al aeropuerto de Bilbao en más de una ocasión

Si alguna vez te has planteado viajar en avión a Bilbao, seguro que ya has visto algún vídeo de esos en los que un aterrizaje en el aeropuerto de Bilbao parece poco menos que una trampa mortal. Y si no lo has visto te lo enseñamos en un momento:

No tiene pinta de ser muy divertido, ¿verdad? Este vídeo, y muchos otros muy parecidos, han hecho que el aeropuerto de Bilbao se gane la fama de ser peligroso, ¿pero realmente es así? (Y que quede claro desde el principio que este post lo escribe una persona con miedo a volar)

¿Qué es lo que ocurre en el aeropuerto de Bilbao para que algunos vuelos aterricen así?

Lo primero que hay que tener en cuenta es la situación geográfica del aeropuerto. Si bien el aeropuerto se encuentra en la mayor llanada que hay en Bizkaia, la orografía del terreno impidió que se construyese teniendo en cuenta la orientación del viento.

¿En qué se traduce esto? En que el viento sur pega de costado a los aviones que aterrizan en la terminal bilbaína. Además, en este aeropuerto en ocasiones se da un fenómeno que se llama zizalladura, que es como se conoce a la diferencia de dirección o velocidad del viento entre dos puntos diferentes. Esto os lo van a explicar mejor aquí.

También puedes leerte este arículo de El Correo en el que se explica el caso de Loiu.

¿Es muy habitual?

El fenómeno no es habitual, pero es muy espectacular. En cualquier caso, hemos cogido más de 20 vuelos que han pasado por el aeropuerto de Bilbao y jamás hemos tenido problemas de este tipo.

El último caso  se ha dado en un día en los que había un aviso meteorológico de alerta roja por viento, aunque también ha ocurrido alguna vez en situaciones meteorológicas no tan adversas.

¿Y si no es habitual, por qué es tan conocido?

Está claro que aquí han jugado una baza muy importante los medios de comunicación. Como hemos comentado antes, este tipo de maniobras son espectaculares, algo que a todos nos llama la atención, así que cualquier oportunidad de captar la atención los medios de comunicación la atrapan al vuelo (y nunca mejor dicho).

Así salen titulares como éste:

Titular del diario Marca

Titular del diario Marca

¿Qué se hace en estos casos?

Un día con condiciones desfavorables si un vuelo no puede aterrizar lo que hacen es enviarlo a otro aeropuerto. Algunas veces los vuelos son derivados a aeropuertos cercanos, como el de Santander, pero muchas otras cuando esto ocurre el vuelo es desviado a Madrid (a 4h30 en coche de Bilbao), algo que no tiene ningún sentido teniendo en cuenta que tenemos el aeropuerto de Foronda a 40 km de Bilbao, un aeropuerto infrautilizado y que podría ser una pata auxiliar del de Bilbao, no solamente para desvíos de vuelos, sino para algunos aviones cuyas características requieran una pista diferente a la de Bilbao (como los vuelos transoceánicos).

¿Esto solo ocurre en el aeropuerto de Bilbao?

Para nada. Esto ocurre en muchos lugares del mundo, como el aeropuerto de Dusseldorf, el aeropuerto de Hong Kong… dos ejemplos de que este tipo de maniobras son (entre comillas) habituales.

Este tipo de maniobras se llevan a cabo miles de veces a diario sin incidentes

Obviamente, no es habitual que un avión entre de lado a la pista de aterrizaje, pero si son situaciones perfectamente previstas y entrenadas, que además ocurren muy pocas ocasiones al año.

Como experiencia personal, las dos ocasiones que he aterrizado en el aeropuerto de Tenerife lo he pasado francamente mal, una de ellas el avión llegó a tocar tierra antes de volver a echarse al aire. Llegando al aeropuerto de Budapest también sentí como el avión daba bandazos de un lado a otro por el viento, una sensación nada agradable.

¿Debería asustarme si viajo a Bilbao?

Es normal que la gente se alarme y se asuste, sobre todo si les ha ocurrido alguna vez. Yo sería el primero en irme por la pata abajo, pero se ha tratado de crear un clima de inseguridad que realmente no es tal.

Avión aterrizando en el aeropuerto de Bilbao

Avión aterrizando en el aeropuerto de Bilbao

Los pilotos son, probablemente, los trabajadores que más presión soportan sobre sus espaldas, con evaluaciones continuas y la necesidad de reciclarse casi cada año. Son profesionales que entrenan constantemente para estas maniobras y cobran un sueldito por ello, por lo que no hay porqué alarmarse. Si la situación se complica ellos tomarán la decisión de desviar el vuelo.

Nosotros nos quedamos como reflexión general con este fragmento de esta web especializada en aviación:

“Aunque la imágenes siempre son espectaculares, y parece que entrañen un alto nivel de riesgo, no son más que técnicas perfectamente conocidas y entrenadas por los pilotos durante años que, salvo condiciones extremadamente duras, se llevan a cabo miles de veces a diario sin incidente”.

Si todavía piensas que el aeropuerto de Bilbao es peligroso, quizá deberías ver cómo son los aeropuertos más peligrosos de europa