Bilbao se ha convertido en los últimos años en un destino turístico de primer orden y hay infinidad de cosas para hacer en la villa. Sin embargo, si tienes bastantes días para visitar esta tierra nosotros te recomendamos algunos lugares que no tienen desperdicio.

San Juan de Gaztelugatxe:

Es una visita obligada si vienes a Bizkaia. Es una pequeña ermita construida encima de un peñón sobre el mar cantábrico. La ermita esta conectada a tierra firme por un puente de roca construido por el hombre con nada menos que 241 peldaños (es cansado, pero al llegar arriba te verás recompensado). Cuenta la leyenda que si tocas tres veces la campana de la iglesia y pides un deseo, se cumplirá. Merece la pena y ver las impresionantes vistas que se divisan tanto desde arriba como desde abajo.

Está situado entre los pueblos de Bakio y Bermeo, junto a la carretera BI-3101.

El puente colgante, o Puente Bizkaia:

Fue el primer puente transbordador de estructura metálica, inaugurado el 28 de julio de 1893 para unir Portugalete y Getxo sin entorpecer la navegación. En 2006 se convirtió en el Primer Patrimonio Mundial del País Vasco.

El puente hasta hace poco tiempo era negro, ahora es granate y en nuestra opinión ha perdido parte de elegancia. Aun así, es un lugar que bien merece una visita. Se puede cruzar en `la barquilla´ tanto andando como en coche, biclicleta o motocicleta. Os dejo el enlace con los precios.

Además, también esta la opción de cruzar el puente por la parte de arriba, por la pasarela. En este caso la entrada básica vale 7 euros y con audioguía 9 euros. La verdad es que merece la pena poder contemplar las vistas desde ahí arriba, eso sí, mejor que sea un día que no llueva, sin niebla… (algo complicado en esta zona, pero de vez en cuando también sale el sol).

También se puede cruzar la ría mediante un bote por un precio de unos céntimos. Es otra forma de verlo, si cruzáis una vez y luego tenéis que volver es una buena opción.

Como llegar: Portugalete es un municipio que esta muy bien comunicado mediante transporte público.

El Bosque de Oma:

También se le conoce como el Bosque Animado y fue creado en 1984 por el pintor Bilbaino Agustín Ibarrola. Pintó la superficie de los pinos haciendo figuras que la mayoría se reparten en diferentes árboles situados en distintos planos de profundidad, de manera que juega con la perspectiva del espectador. Así dependiendo de por qué parte del bosque se camine y cómo se miren los árboles, hay una obra personalizada para cada visitante.

Es un museo al aire libre de entrada gratuita, en el que se esconde una propuesta que une arte y naturaleza. sin duda, merece la pena.

El bosque se encuentra en Kortezubi, para llegar en coche hay que coger la carretera que une Gernika y Lekeitio, la BI-635 y luego la BI-2238, antes de llegar a Kortezubi hay que coger una desviación a la derecha “Cuevas de Santimamiñe”, carretera BI-4244. Finalmente hay que seguir la carretera hasta el aparcamiento situado al lado del caserio-restaurante Lezika. A partir de aquí hay que hacer el camino andando, hay que caminar unos 2-3 kilómetros hasta llegar al bosque. Si vamos en transporte público, éste solo nos acerca a Kortezubi, es resto del camino hay que hacerlo a pie.

Cuevas de Santimamiñe:

Una buena forma de aprovechar la visita al Bosque de Oma y hacer un día cultural completo es visitar estas Cuevas de Santimamiñe que son el yacimiento arqueológico más importante de Bizkaia. Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 2008 y conserva en su interior pinturas rupestres que impresionan. La descubrieron el año 1916 un grupo de jóvenes y las pintadas están datadas hace 14.500 y 12.000 años.

La entrada general es de 5 euros y de 3 euros para grupos. Os dejamos la página para información sobre las visitas guiadas

Para llegar a las cuevas es el mismo recorrido que para ir al Bosque de Oma.

Cabo Matxitxako:

Se encuentra en Bermeo muy cerca de San Juan de Gaztelugatxe y tiene un punto de vista espectacular del litoral. Su faro es uno de los más importantes de Bizkaia, hay dos, el “Viejo (1852)” y el “Nuevo” (1909) que es automático. Es el mejor lugar para ver la migración de aves marinas de la costa vasca, las más abundantes son el alcatraz atlántico y la pardela balear. Además, también se pueden ver cetáceos.

Se llega en coche por la BI-4203 entre Bermeo a Bakio, una vez pasado el barrio de Altamira- Gibale, tomar la primera desviación a la derecha dirección a la playa de Arribolas. A tan sólo 1,8 km del cruce se encuentra el parking del Faro de Matxitxako, en el mismo Cabo.

El puerto viejo de Algorta:

Barrio de pescadores con casas de colores y calles estrechas y empinadas, donde se puede disfrutar dando un paseo en compañía de las preciosas vistas del Abra. Además podemos disfrutar de su gastronomía local (muy muy muy buena), pescados y mariscos, o de unos buenos pintxos y potes, que esto nos gusta a todos.

El Anboto:

De entre los muchos montes que hemos podido poner en este post, hemos elegido este por la magia y la leyenda que lo envuelven. La mitología vasca fija en este monte la principal morada de Mari, “Anbotoko Damie (la dama del Amboto)”, dicen que los días de buen tiempo sale a la puerta de su cueva a peinar su rubio cabello con un peine de oro.

Está en el Parque Natural de Urkiola, junto con su santuario. Si te gusta el monte, junto con el Gorbea y el Aizkorri es uno de los tres grandes del Pais Vasco.

Playa de Laga:

Es una de las más salvajes de la costa vasca, lejos de las edificaciones y dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, pertenece a Ibarrangelu y tiene casi 574 metros de arena, o sea, que hay espacio de sobra para pasar un rato tumbados y relajados. Cabe destacar que sus alrededores están bien equipados con parking, restaurantes y bares. Además, tiene aseos públicos, duchas y vestuarios.

Castillo de Butrón:

Es un castillo de origen medieval situado en Gatika que nos traslada a la Edad Media. Inicialmente en el siglo XI se construyó una torre y no fue hasta el siglo XII cuando se convirtió en castillo. Por desgracia, ya no se puede visitar el interior del castillo, aunque siempre podemos ir a deleitarnos de su belleza exterior.

Para llegar desde Bilbao hay que tomar la BI-631 hasta justo antes de llegar a Mungia y ahí tomar la BI-634 en dirección Gatika. El castillo está señalizado.