Budapest es una ciudad impresionante en muchos sentidos, tan capaz de atrapar a los turistas para siempre como de permanecer oculta a muchos viajeros durante muchísimo tiempo. Sin embargo, los que la visitan suelen repetir. ¡Por algo será! Aquí una lista de 5 cosas que te gustarán de la capital de Hungría.

Vistas de Budapest desde Buda

Vistas de Budapest desde Buda

Una ciudad totalmente Low Cost

Recién llegados a Budapest y primera sorpresa, los precios de la mayoría de las cosas están muy por debajo de los españoles. Por poner un ejemplo común, un menú del Burger King (sin querer hacer publicidad) que en España podría costar tranquilamente 6 euros, en Budapest cuesta 2. Pero no solo en los sitios de comida basura, sino en todos los lugares. Así que te puedes encontrar comiendo por 4 euros un pedazo de plato en el Mercado de Budapest que nada desmerece al de un buen restaurante.

Para los amantes de la fiesta… las bebidas alcohólicas también están mucho más baratas y no es difícil pasar una buena noche por menos de la mitad de lo que uno se gasta en España.

 Comida húngara

Hay un dicho que dice que “Al hombre se le conquista por el estómago”, y no puede haber una frase tan cierta. Aunque a la vista no es muy atractiva que se diga, la comida húngara tiene un toque especial que no lo tienen otras cocinas del mundo.

El goulash es su plato más típico, una sopa de carne con un poco de paprika (pimentón húngaro) que parece una sopa corriente y moliente pero que en boca gana enteros. Pero una de sus mayores delicias es el Langos, una especie de pan que sirven con queso, salsas, tomate, cebolla… y cualquier cosa que se nos ocurra. Su aspecto es muy parecido al de la pizza.

El plato típico de Hungría, muy presente en Budapest

 Los baños termales

 No hay nada mejor que después de un largo día de recorrer la ciudad uno pueda tumbarse en las aguas de cualquiera de los baños termales de Budapest, una de las mejores actividades que se puede hacer en la ciudad.

Lo peor es saber decantarse por la opción correcta, porque hay muchísimos baños termales. Nosotros personalmente nos quedamos con Széchenyi y su piscina de corrientes, en la que nos lo pasamos como niños. El día entero cuesta alrededor de 13 euros.

Los baños termales más bonitos de Budapest

 Vistas panorámicas

Budapest es una ciudad muy ‘fotogénica’, pero encaramarse a uno de sus edificios o sus colinas y fotografiar la ciudad es toda una delicia. Las fotos desde la colina de Gellert son todo un clásico, será porque si la subes andando te sentirás más orgulloso si cabe de las fotos…

Pero no solo en las colinas, también desde los edificios se pueden sacar instantáneas preciosas. La colosal basílica de San Esteban es uno de los puntos desde donde se puede fotografiar el centro de Budapest con todo su esplendor. Cerca de la basílica también está el ‘Budapest Eye’, una gran noria que han plantado en el centro de la ciudad y que simula un poco al ‘London Eye’. Tampoco desmerece en absoluto la panorámica que se puede sacar del Danubio…beautiful.

Las vistas del Danubio desde el puente de las cadenas (Budapest)

Las vistas del Danubio desde el puente de las cadenas (Budapest)

Perderse en Budapest

Budapest es una ciudad INMENSA, y cuando digo inmensa me refiero a que absolutamente todo en la ciudad es gigante. Los edificios son enormes y hasta el más simple portal parece una casa señorial. Si lo que te gusta es patear una ciudad y perderte en ella, Budapest es un lugar ideal.

Eso sí, si pasas una semana allí volverás con los glúteos más que tonificados y con un par de kilos menos después del trote de recorrer las calles de la ciudad.

Video:

Aquí os dejamos un video interesante sobre la ciudad