Durante nuestro viaje por Centroeuropa tuvimos que ajustar el presupuesto que teníamos al máximo (aquí puedes ver TODO el dinero que nos gastamos), y eso hizo que buscásemos los hostels más baratos que pudimos encontrar, una experiencia que terminó siendo muy positiva. Creíamos que nos iba a ser muy complicado encontrar alojamiento en Praga, pero no, resultó ser el lugar más sencillo de encontrar y también el más barato, ¡quién lo diría!

Encontramos un hostel en el barrio de Zizkov que se llamaba Clown and Bard hostel en el que dormimos por solo unos 6 euros la noche, el más barato de los hostels que visitamos. Aunque el primer día no tenía muy buena pinta, no tardamos en darnos cuenta de que Zizkov era una de las mejores zonas para alojarse por algunas razones que os detallaremos ahora mismo.

Una zona muy barata

Tanto en alojamientos como en bares y restaurantes (aunque con nuestro presupuesto no pisamos ninguno) la diferencia de precios que había con respecto al centro de Praga era muy grande, algo a valorar si esperas estar por allí una semana y que se note lo menos posible en el bolsillo.

Un barrio auténtico

En el barrio de Zizkov se podría decir que viven los auténticos praguenses. Lo leímos antes de llegar allí y la verdad es que no le falta un ápice de razón a esa afirmación. Sus edificios, sus calles empedradas en cuesta… tiene un encanto especial distinto al de otros puntos de la ciudad, con permiso del centro histórico que ya es otro cantar.

Bien comunicado

No es nada difícil llegar al barrio gracias al transporte público. La parte de debajo de Zizkov está muy bien comunicada con el tranvía y el autobús, y la parte de arriba con el metro, aunque depende de donde esté tu alojamiento puede que te pille un poco lejos.

Más o menos cerca del centro

Desde el barrio, a pie, no hay más de diez minutos hasta el centro de Praga. Además, una vez fuera del barrio de Zizkov el camino es totalmente llano hasta el centro. Lo justo para espabilarse un poco después del desayuno.

Cerca de la estación de autobuses de Florenc

Si tenéis pensado estar en Praga unos días y lanzaros a la visita de otros lugares, el barrio no queda nada lejos de la estación de autobuses de Florenc. Eso sí, hay que cruzar un puente muy estrecho que pasa por la carretera. Además, para entrar al puente no hay ningún paso de cebra que quede cerca, hay que cruzar por en medio de la carretera si no quieres perder 10 minutos en bajar hasta el paso de cebra que hay debajo.

Ambiente nocturno

La zona de Zizkov tiene bastante ambiente nocturno, con varios locales de música en directo donde se junta la gente que está alojada en los hostels. Sin duda, Zizkov es un lugar propicio para pasar una buena noche en Praga.

Su lado negativo

No obstante, tiene un aspecto negativo importante que debes saber antes de decidirte por Zizkov. El barrio está en cuesta, y si tienes algún problema de movilidad no es recomendable que te alojes allí porque, aunque esté bien comunicado tanto por arriba como por abajo es casi obligatorio bajar o subir alguna cuesta para ir a cualquier parte. Un hándicap que a nosotros no nos perjudicó pero que es importante conocer de antemano.